Artículos

#ADULTING o la verdad de redefinir eso de “Ser Adulto”

Adulto es un sustantivo, en ocasiones un adjetivo, al que sólo se llega a través de la acción.

Si bien el termino adulteando es una traducción del anglicismo adulting que se hace cada vez más popular en los hashtags de Instagram o títulos de artículos y de videos de YouTube, es un concepto que inevitablemente suena informal, jocoso, inmaduro. Sin embargo, que mejor forma de hablar de la realidad de millones de jóvenes adultos, (o adultos ya no tan jóvenes) a los que la edad nos llega, nos pasa sin que necesariamente seamos más responsables, actuemos de una forma madura, o sepamos todo lo que tenemos que hacer/escoger cuando hay tantas opciones sobre la mesa.

No es que sea una actitud ante la vida que haya nacido con los Milennials, sino que se puede visibilizar considerando el incremento de la población mundial y el uso indiscriminado de esta arma que llamamos cámara o el abuso de sustancias como el compartir, me gusta, y sobre todo de la opción: publicar. Si por ser adulto entendemos que, (más allá de tener 18, 21 o 25 dependiendo del país), es tener un trabajo con horarios preestablecidos, estar casado, tener hijos, un hogar que mantener, cuentas a nuestro nombre, y vestirnos de una manera determinada que transparente nuestra edad (o nos muestre mayores) pues veremos que, en todos los tiempos muchos se han saltado esta etapa. La diferencia se encuentra en que antes se quedaba entre familiares, entre vecinos, amigos o conocidos y ahora es de dominio público.

Ser adulto puede ser todo eso, puede ser sólo algunos aspectos de ello; puede alcanzarse antes de los 18, después de los 40’s; algunos podrían nunca llegar a considerarse como adultos de hecho, pero sólo lo admitirían para sus adentros porque implicaría perderse de parte de los beneficios.

Creo que Ser adulto es un poco más de madurar de cara a ser responsables de nosotros mismos y de los que de nosotros dependen; realizarnos cómo sujetos estableciendo un sistema propio de valores lo que realmente requiere tiempo y paciencia. Adulto es un sustantivo, en ocasiones un adjetivo, al que sólo se llega a través de la acción. Es aprender a escucharnos, a trabajar por lo que queremos, a organizarnos tanto financiera como emocionalmente, a lidiar con el día a día y las rutinas, hábitos que no nos hagan daño, a darnos cuenta que necesitamos mucho menos de lo que creemos y mucho más de lo que quizás no sabemos. Y, en estos tiempos es también ser conscientes de las nuevas realidades sociales, herramientas y plataformas tecnológicas de las que nos hacemos dependientes y que nos podrían servir para tanto.

Ya lo hizo antes Kelly Williams Brown que en su libro Adulting (2013), “ofrece 468 facilísimos pasos para convertirte en un adulto independiente y funcional.” Ojo con que independiente y funcional no da detalles de horarios, preferencias ni colores para vestir. El equipo de Adulteando, aún no tiene una lista de pasos, ni estamos tan seguros de que sea facilísimo, pero, si te sientes identificado más allá de la edad, o la etapa generacional en que te encuentres te invitamos a que nos sigas leyendo, viendo, escuchando; para que con el intercambio el camino se haga más llevadero.

Albacelis Acosta Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
Albacelis Acosta Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

Comment here